Mostrando entradas con la etiqueta Cambios durante el embarazo.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cambios durante el embarazo.. Mostrar todas las entradas

Correas del embarazo.




¿Para qué se utilizan las correas o monitores? Las correas son en realidad unos electrocardiotocógrafos; esto es un aparato que sirve para medir las contracciones de la madre y el latido del bebé. Para saber esto , se coloca un electrodo en la barriga, el de la madre suele ser por encima del ombligo y otro electrodo, el del bebé, donde mejor se pueda escuchar el latido del bebé.

A partir de ese momento, oirás el corazón del bebé bastante bien, y todo, quedará registrado en un papel como de electrocardiograma, solo que con dos líneas, la del bebé (arriba) y la de la madre (abajo).

A veces la máquina incorpora un botón que la madre ha de pulsar cada vez que sienta una patada o cualquier movimiento del bebé, movimientos que también quedan registrados.

¿Cómo interpretar los resultados? Básicamente han de verse las dos líneas. La del bebé ha de estar entre 120 y 180 (eso es lo normal) y tanto si baja de 60 o sube de 200 puede haber sufrimiento fetal y hacer algo al respecto.
La línea de la madre se mostrará baja y más o menos estable si no hay contracciones, si las hay, subirá de vez en cuando. Tener contracciones es normal durante todo el embarazo pero no suelen presentarse de manera regular. Cuando si se ven contracciones a intervalos regulares y seguidas seguramente es porque el cuerpo se está preparando para el parto. 

La piel durante el embarazo: La piel se estira.

Cambios en la piel durante el embarazo: La piel se estira.

La piel de las embarazadas suele experimentar ciertos cambios y no para todas las mujeres de igual forma. Pero un cambio que se producirá en la piel a todas por igual es el estiramiento de la piel.

Durante el embarazo la medida que crecen los senos y el abdomen, la piel se estira y puede producir ciertas molestias como picores, sensación de presión y lo más antiestético, las estrías.
Cuando la piel se estira las fibras con menos elasticidad se rompen creando marcas a las que llamamos estrías. Al principio las estrías son de color rosáceo luego rojizo y finalmente blancas.

Algunas medidas preventivas pueden ser:



Beber mucha agua para hidratar la piel.
Cremas hidratantes.
Utilizar buenos sujetadores.
Evita la exposición al sol.
El aceite de almendra es muy bueno para evitar que aparezcan.
Mucha fruta y verdura.
Podemos ponernos arcilla blanca o verde.
Realiza estiramientos suaves.

Cambios en nuestros cuerpos: 40ª semana.


Cambios en la madre:

La oxitocina regula las contracciones del útero e indica si hay parto. También bloquea tus recuerdos y te ayuda a olvidar el dolor y unirte al bebé.



Cambios en el bebé:

La longitud de tu bebé varía entre los 48 y los 53 cm y su peso puede estar entre los 3 y 4,5 kg.
Es posible que su bebé, tanto el varón como la mujer, segregue leche de sus pezones. Esto desaparece en unos pocos días y es completamente normal.



Consejos:

Nadie sabe qué desencadena el parto exactamente. Lo que sí sabemos es que los pulmones del niño y tu placenta son la clave de la sincronización. Cuando los pulmones están maduros, segregan una proteína al líquido amniótico que altera la producción hormonas. Este cambio hace que la placenta reduzca la emisión de progesterona y fomente la producción de una nueva hormona: la oxitocina.

Cambios en nuestros cuerpos: 39 ª semana.

Cambios en la mujer:

Las contracciones de Braxton-Hicks pueden volverse más frecuentes. Estas contracciones suelen ser dolorosas y fuertes como las contracciones del trabajo de parto real, pero no son regulares y no aumentan su intensidad.
En la semanas posteriores la hinchazón de tobillos y pies es normal.


Cambios en el bebé:

A veces, el cordón umbilical puede enrollarse alrededor del cuello del bebé. Generalmente, esto no causa problemas aunque puede ser necesario realizar una cesárea si genera presión en el cordón umbilical durante el parto. Mucho menos común es la existencia de un verdadero nudo. Esto sólo ocurre en el 1% de los embarazos.


Consejos:

Existen medios para controlar los dolores del parto. Algunos fármacos alivian una parte, y otros tratan de evitarlos por completo. Habla de las alternativas con tu médico antes del parto.
Los partos con más de 35 semanas hoy en día son fáciles, y cortar el cordón umbilical también.

Cambios en nuestros cuerpo: 38ª semana.


Cambios en la madre:

Seguramente usted sentirá deseos de orinar con más frecuencia esto se debe a que el bebé está encajado en la pelvis y comprime la vejiga.
El cérvix (cuello del útero) va a dilatarse, a prepararse para el parto.



Cambios en el bebé:

Las células que han despedido los intestinos, las células epidérmicas muertas y el lanugo son algunos de los materiales de desecho que forman el meconio, las primeras deposiciones negras verdosas y espesas del bebé



Si fuera niño, los testículos han descendido al escroto, a menos que haya un problema denominado testículo no descendido. Si el bebé es una mujer, los labios vaginales ya están completamente formados


Consejos:
Ya queda poco para que nazca el bebé. Alerta a las señales que te indiquen que has roto aguas y a las contracciones.

Cambios en nuestros cuerpo: 37ª semana.

Cambio en la madre:

Después de esta semana, puede perder el tapón mucoso que selló su útero resguardándolo contra infecciones y bacterias. El tapón mucoso puede perderse unas semanas, días u horas antes del parto y es grueso y amarillento, y podría estar mezclado con sangre (al tapón mucoso también se le llama manchado de sangre).


Cambios en el bebé:

El bebe puede estar ya cabeza abajo y con la cara mirando hacia atrás, listo para nacer.
En la semana 37 el cerebro y el cráneo del bebé también continúna creciendo. Desde la semana 37 no va a aumentar mucho más de peso.
En general, los varones pesan más que las niñas al nacer.



Consejos:


El cuello uterino se dilata en preparación para el parto, el cuerpo elimina el tapón. Asegúrese de hablar con su proveedor de atención médica sobre cualquier secreción que pueda estar teniendo.

Cambios en nuestros cuerpo: 36ª semana.


Cambios en la madre:

Te irá costando más trabajo respirar. Esto se debe, a que el útero ha alcanzado mil veces su volumen original, y al estar debajo de las costillas comprime los pulmones.



Cambios en el bebé:

El pequeño y arrugado feto que ha visto en ecografías anteriores se ha convertido en un bebé casi regordete. Hay grasa acumulada en las mejillas de su bebé y los poderosos músculos para succionar ayudan a que la cara de su bebé se vea rellena.

En la semana 36 puede que hayas ganado 12 ó 13 kilos de peso,

Consejos:

Es importante recordar que la fecha de parto es aproximada. La mayoría de los bebés nacen entre 38 y 42 semanas después del primer día del último período menstrual de la madre y solamente un porcentaje muy pequeño de mujeres dan a luz el día de parto establecido por el médico.

Cambios en nuestros cuerpos: 1.35ª semana.


Cambios en la madre:

Hay un cambio muy curioso: algunas mujeres ven sobresalir su ombligo como consecuencia de los últimos estirones de la barriga.
A causa de su creciente tamaño, su bebé está algo apretado dentro del útero. Por lo tanto, los movimientos fetales disminuyen, pero pueden ser más fuertes y bruscos. Si su bebé está colocado de cabeza, ésta se apoyará en su hueso pubiano como preparación para el parto.



Cambios en el bebé:

Su bebé ya pesa unas 5 libras y 5 onzas (2.400 gramos), pero durante esta semana comienza un período de rápido aumento de peso: ¡aproximadamente de 220 a 340 gramos por semana! La grasa se comienza a depositar en todo el cuerpo del bebé, especialmente alrededor de los hombros.



Consejos:

Para que no te preocupes, si tuvieras un parto prematuro a estas alturas, podría sobrevivir sin problemas. Aunque, claro está, cuanto más tiempo esté dentro de tu vientre, más desarrollado y sano estará en el momento de nacer.

SEMANA 34 DE EMBARAZO.


Ya queda poco para el parto, y quizá quieras saber cuáles son los síntomas preparto. Por ejemplo las contracciones pueden aparecer, y cada vez se producirán a intervalos más cortos. No tenemos que confundir con las contracciones de Braxton Hicks. La forma de diferenciarlas es que estas últimas no son rítmicas. Si hay más de 5 contracciones a la hora eso será una señal de un parto en breve.
Otro ejemplo claro es la rotura de agua. Y otro ejemplo sería un fuerte dolor en zona lumbar, similar al tipo de dolores menstruales, y que son un indicativo de que el cuello uterino se empieza a dilatar.



La dieta es muy importante, siempre a lo largo del embarazo. Se aconseja tomar calcio, si es necesario un suplemente. El bebé, para formar los suyos intentará extraer el calcio de donde pueda y es fácil que lo extraiga de los huesos de la madre. En algunos casos, la extracción del calcio de los huesos de la madre puede terminar con osteoporosis.
Además, es idóneo tomar el sol ya que la vitamina D, que la sintetizamos a partir de la energía solar, es necesaria para la absorción del calcio.

Aunque no a todas las futuras mamás, es fácil que durante esta época se den ciertos problemas circulatorios, es fácil pues que aparezcan varices, asi que un poco de ejercicio suave al día es conveniente. Por otra parte la presión del feto producirá que las digestiones sean pesadas, y por tanto puede haber estreñimiento y gases.

El bebé:

El lanugo, ese vello fino, empieza a desaparecer. En cambio, la vernix , esa sustancia de consistencia en forma de grasa aumenta. La vernix aumenta y se hace más gruesa y se mantendrá hasta el nacimiento del bebé.

El cerebro del bebé se sigue desarrollando y las conexiones neuronales se multiplican cada día más. Ahora empieza a pasar más momentos despierto y se da cuenta de su entorno. De los estados emocionales de la madre pero también de los ruidos externos.

En cuanto a las medidas: rondará alcanzar los 2.200 gr. Y la longitud ronda los 50 cm.


SEMANA 33.....

SEMANA 33 DE EMBARAZO.



Cada vez el bebé tiene menos espacio y presiona y las paredes del útero, si a eso le sumamos el peso adquirido y posible retenciones de líquidos, puede hacer que aparezcan problemas en la espalda como problemas de la ciática.
Además, todo esto traerá problemas digestivos, notarás que te sacias antes y que las digestiones son más pesadas de lo normal.

Es un buen momento para practicar técnicas de control de dolor: respiraciones, yoga, algún curso Lamaze, y empezar a pensar en si quieres utilizar anestesia epidural, epidural ambulante, o tomar otro camino que desee… el médico podrá aclararle las dudas que le aparezcan.



En la semana 33, o quizá antes, puede que le practiquen una analítica para analizar ciertos valores relevantes como la anemia. También se suele volver a hacer una serología de toxoplasma si la gestante es seronegativa y también una coagulación de cara a la administración de analgesia epidural si la gestante lo desea.

EL BEBÉ:

Es curioso que a partir de esta semana, se perciban ciertos movimientos oculares que hace pensar que sueña…  curioso porque no tiene imágenes, ni experiencias a las que echar mano para producir sueños. No obstante el cerebro sigue desarrollando millones de neuronas.

Dado que tiene menos espacio para moverse, empieza a colocarse más frecuentemente boca abajo.

Probablemente supere los 2.000 gramos y los 40 cm.


SEMANA 32 DE EMBARAZO.


A estas altura del embarazo, ya serás una "experta", estarás familiarizada con los síntomas y las molestias y te afectarán bastante menos. El bebé te presionará incluso hacia arriba, pudiendo impedir que respires de forma profunda. Como también presiona el estómago sentirás, aun más si cabe, que te sientes llena cuando comes un poco. La presión y el peso será una molestia que te obligará a dormir de lado, siendo un poco complicado conseguir conciliar el sueño. Ayúdate con más almohadas si es necesario para encontrar una postura cómoda.



Otros efectos de esta presión, son las hemorroides o problemas con la aparición de varices, producidas por la compresión del útero impidiendo una circulación sanguínea fluida.
Dado que el momento del parto se acerca, las glándulas mamarias empiezan a prepararse y es probable que puedan aparecer las primeras manchas de calostros. Para evitar manchar la ropa, puedes utilizar discos absorbentes.

El bebé:

El lanugo, el vello que recubre al bebé empieza a desaparecer, aunque suele mantenerse en hombros y espalda. Lo que sí se ven son las pestañas, las cejas y el cabello.
Pueden llegar a los 40 cm o más y pesar cerca de los 2 kilogramos. Lo que está desarrollándose ahora es sobre todo el volumen, le falta crecer y engordar un poco. La otra parte que aun le falta por desarrollar son los pulmones. Si naciera ahora le costaría mucho respirar y probablemente necesitaría de algunos cuidados médicos, como el tratamiento con corticoides.

SEMANA 31.....

SEMANA 31 DE EMBARAZO.

A estas alturas del embarazo, si tuvieras que dar a luz, el bebé ya podría sobrevivir con un mayor cuidado y una mayor atención. El cuerpo, en su sabiduría, ya prepara este momento que puede ser si el parto se adelantara. Por eso, de los senos pueden empezar a salir calostros de leche. El calostro es un líquido secretado por las glándulas mamarias y que aporta las defensas, las proteínas, vitaminas y grasas necesarias para su desarrollo. Hay productos especiales para esto para evitar mojan la ropa interior. Llegados a este punto es un buen momento para decidirse si dudas entre amamantar o alimentar con fórmula. En fin, cada cosa tiene sus pros y sus contras, pero puedes pedir consejo a tu pediatra que te aclarará las dudas.



Los ginecólogos saben esto, que se acerca la fecha del embarazo, y que incluso puede adelantarse. Por eso, es probable que realicen nuevas ecografías con la intención de cuantificar el líquido amniótico, un dato que servirá de señal e indicativo del parto, además también servirá de indicativo para saber la salud del bebé, de su tracto digestivo, de sus riñones y si vejiga. En esta ecografía también se comprueba otras variantes como la forma y el peso del feto.

Lo otro a destacar a estas altura del embarazo es la presión que ejerce el peso del feto sobre tu cuerpo. Esto puede producir molestias, aumentar las varices y el aumento del volumen del útero puede producir estrías. Notarás la zona subumbilical, el pubis, muy abultado y presión en las caderas.



Recuerda hacer comidas pequeñas pero más frecuentes, algo recomendable para realizar digestiones más ligeras.

El bebé:

Aunque cada bebé tiene su propio desarrollo, ahora es probable que ya supere los 1500 gr y este sobre los 1700 gr.

Su sistema nervioso completo madurará, esto quiere decir que controlará poco a poco las partes esenciales de su propio organismo.

Sus pulmones están ya casi formados, algo que es esencial para la supervivencia del bebé cuando tenga que respirar por sí mismo.
A partir de esta semana, los movimiento que el bebé hará irán notándose cada vez más. Movimientos que le ayudarán a  prepararse para el parto colocándose con la cabeza hacia abajo. Además, aumentará la grasa subcutánea ofreciéndole un aspecto rosado, también se va fijando la capa protectora de vérmix.


SEMANA 30.....

SEMANA 30 DE EMBARAZO.

Aquellas madres que hasta la fecha no tenían una barriga muy prominente, o que no se les notaba mucho, ahora se les empezará a notar mucho más. Sentirán la presión que ejerce sobre el útero sobre la cadera y la pelvis. Esta presión, junto con el trabajo de las hormonas facilitará la expansión de la pelvis, las caderas se irán abriendo para alojar al bebé que ya formado, sigue acumulando tejido adiposo indispensable para su supervivencia.  Al aumentar de volumen, es fácil que durante esta época aparezcan estrías en la parte baja del abdomen, cerca del ombligo y en caderas. Por ello es aconsejable tener una piel hidratada y cuidada para evitar la aparición de las estrías.



También notarás las pataditas del bebé, no parará de moverse y esos movimientos los sentirás en el abdomen y en las costillas más bajas. No te preocupes porque eso será normal y ayudarán al bebé a ir colocándose boca abajo.



El bebé:

Como ya hemos dicho, el bebé cada vez estará más gordito. Esto le dará un aspecto más redondeado y saludable. Este tejido adiposo es indispensable para la supervivencia del bebé en el momento del parto. Las funciones de sus órganos estarán prácticamente desarrolladas. El sistema nervioso se desarrolla rápidamente en esta etapa de la gestación.  Por eso se mueve más, pero no solo los brazos y piernas, sino también los ojos, los músculos de la cara e incluso involuntariamente puede tener hipo... que puedes notarlos.
Fácilmente  puede llegar al kilo y medio o más y superar los 40 centímetros.

SEMANA 29ª DE EMBARAZO

A partir de la semana 29, todos los síntomas propios de la presión ejercida por el aumento del volumen del útero, se intensifican. La acidez, calambres, presión, retención de líquidos, hemorroides y otros. Pero también notarás otras cosas más agradables como la mayor frecuencia de movimientos del bebé. Una sensación única que te relajará sentir porque quiere decir que tu bebé se encuentra perfectamente.

A partir de esta semana se empiezan a notar las contracciones de Braxton Hicks. Tensiones internas pero que no van acompañadas de dolor. No son señales del parto, como las contracciones que van acompañadas de dolor. No obstante, ante cualquier duda conviene acudir al médico. Y como normal general, si se sienten más de 5 contracciones en menos de una hora, también es recomendable acudir o consultarlo al médico.



Aunque es posible que sientas reflujos o acidez, recuerda que debes alimentarte muy bien. Sobre todo hay que tener especial cuidado con la falta de hierro, algo que es muy frecuente durante el embarazo. Se recomienda tomar más de 30 miligramos de hierro al día, y acompañar la comida con vitamina C que ayuda a la absorción de este elemento. Cualquier duda consúltalo con el ginecólogo.
También es esencial tomar calcio para que los huesos del bebé

se vayan formando.

El bebé:

Como hemos dicho anteriormente, el bebé se seguirá moviendo más. Señal de que ejercita sus nervios, sus músculos, sus sentidos… vamos, de que va a ser guerrero/a.
Poco a poco empezará a moverse, a prepararse para el parto y poniéndose boca abajo. 
Normalmente superará los 40 cm y casi llegará a los 1500 gr, aunque no todos los bebés se desarrollan al mismo ritmo.

SEMANA 28 DE EMBARAZO.

Mientras avanza el embarazo, las visitas al ginecólogo suelen ser más frecuentes, y en esta semana puede que el ginecólogo  administre la vacuna “inmunoglobulina o “Anti D””, una vacuna que hace que el bebé no pueda sufrir problemas de salud debido a incompatibilidades del Rh diferente entre la madre y el bebé. Si por ejemplo el Rh de la madre es positivo y el del bebé es negativo, las defensas de la madre pueden atacar al bebé pudiendo provocar problemas como la anemia y a la ictericia. Para solucionar esto es por lo que se aplica la vacuna.

A estas alturas del embarazo, el desarrollo cognitivo del bebé está prácticamente desarrollado. Es capaz de escuchar los sonidos del exterior y responder a ellos. Así pues puede reaccionar poniéndose nervioso a los ritmos acelerados y relajarse al escuchar música más melodiosa. Puedes ponerle música relajante que luego cuando la escuche le proporcione una sensación de protección y seguridad.

Por otro lado, sentirás las mismas molestias que las sufridas las últimas semanas: picor en la piel al estirarse, calambres en las piernas y sensación de hormigueo, dolor en espalda y digestiones pesadas. Puede que sean leves o muy molestas, no obstante recuerda que puedes utilizar crema hidratante con colágeno que evite las estrías y realizar comidas pequeñas pero más frecuentes.



El bebé:

Ahora el bebé está casi desarrollado. Empieza pues a producir una grasa protectora bajo la piel que le proporcionará la reserva necesaria para mantenerse saludable desde el parto hasta que pueda alimentarse en la primera toma. Empezará a aparecer más rollizo y redondeado. Una apariencia que despertará los sentimientos maternales de protección y cariño.

Es posible que ya pase el kilogramo de peso y los 35 cm de longitud. Aunque su autorregulación térmica no acaba de madurar hasta los 6 meses después del parto, ahora empieza a controlarla. Esto se deberá a la capacidad de almacenar la grasa protectora característica del bebé.

Si es chico, los testículos descienden al escroto dándole la apariencia que tendrá al nacer.

Aunque tú no lo notes, empieza a mover los ojitos y a abrirlos. No para ver que hay, porque no ve excepto algún claro de alguna luz lo suficientemente potente para atravesar la piel materna. Es más bien un reflejo natural que le ayudará a desarrollarse. Es como el hipo, un movimiento reflejo que le permite desarrollar los músculos necesarios para respirar.


SEMANA 27.....


SEMANA 27 DE EMBARAZO.


A partir de estas semanas la presión del bebé ejerce un efecto notable sobre el cuerpo de la madre: dolores de ciática, hinchazón de las piernas, sensación de saciedad o digestiones pesadas y por supuesto, el aumento del volumen del abdomen estira la piel y puede provocar estrías. Conviene pues utilizar cremas hidratantes para conseguir mayor elasticidad de la piel del abdomen, caderas y pechos.

Es posible que notes contracciones sin dolor. Una tensión interna que recibe el nombre de Contracciones de Braxton-Hicks. Si te sucede esto no debes preocuparte porque aunque las contracciones son una señal de parto, las señales que se adelantan al parto están acompañadas de dolores y pinchazos.

Quizá te tranquilice saber que si el bebé nace durante esta semana, tiene muchas posibilidades de sobrevivir, ya que prácticamente está desarrollado y a partir de ahora empieza a coger volumen y unos graciosos michelines que le servirán como reserva para el parto y el posterior proceso de digestión de la leche materna. Recordemos que la leche materna no sube hasta que pasan 2 o 4 días después del parto.



El Bebé:

Es probable que supere los 24 cm y el kilogramo de peso.

Dado que en el interior de la placenta, el bebé no utiliza los pulmones, en su desarrollo estos serán los últimos en desarrollarse. Es por eso que en el momento del parto, es el fuerte berrido, el espasmo capaz de mover estos órganos por primera vez. No obstante, empieza a realizar pequeños movimientos diafragmáticos (como el hipo) y otros que intervienen en la respiración para que se desarrollen.

Su cerebro está totalmente desarrollado y entre sus funciones, ya es capaz de diferenciar ciertos estímulos e incluso de seguir los ciclos circadianos (sueño y vigília).




SEMANA 26 DE EMBARAZO.

Hasta ahora tu presión arterial es posible que se encontrara un poco baja. Por eso, hasta la semana 24 o 25, muchas mujeres se sienten cansadas o mareadas al levantarse. Pero a partir de ahora la presión arterial aumenta ligeramente y vuelve a niveles similares a la que tenías antes del embarazo.

También empezarás a notar que el volumen de tu barriguita empieza aumentar y esto te provocará que tengas más ganas de orinar, que te sientas saciada antes a la hora de comer, que notes dolores de espalda o ciática, digestiones lentas y estreñimiento que puede agravarse si tomas suplementos de hierro.

Aunque aún es pronto, conviene saber  que a partir del tercer trimestre, un 5% de las mujeres sufren de preeclampsia. Si tienes molestias, dolores, retención de líquidos notable, hinchazón o aumentas de peso repentino, conviene acudir al ginecólogo.

El Bebé:

Ya superará los 30 cm de largo y estará cerca del kilo de peso (en general). Cada vez tiene más fuerza y sus músculos empiezan a desarrollarse, cada vez se mueve más y más fuerte, así que lo notarás. En cambio, habrá momentos en que se mantenga dormido y no se mueva… normalmente se mueve cuando la madre permanece más tranquila.



Los oídos están prácticamente desarrollados y ya es capaz de percibir diferentes sonidos.

El pelo empieza a crecer y el lanugo (capa de vello que recubre al bebé) se empieza a desprender para dar paso a la próxima capa de grasa que empezará a retener a partir de ahora.




SEMANA 25 DE EMBARAZO


Si la semana anterior no te la hicieron, quizá en esta te realicen la prueba de la diabetes gestacional. Una sencilla prueba que se realiza para descartar un tipo de diabetes que se produce durante el embarazo y que debe ser tratada para evitar problemas.



Es aconsejable hacer ejercicio suave, siempre con el consentimiento del médico. 

Alguna de las molestias que puedes sentir son los gases, el reflujo intestinal, acidez y las digestiones pesadas. Esto se debe a que las hormonas del embarazo, y la presión del útero ralentizan la digestión y favorece el reflujo por la boca del estómago. Para evitar esto, es mejor hacer pequeñas comidas, de poca cantidad, y permanecer un poco erguida durante un rato después de comer.

Otros efectos de la presión del útero serán los calambres en las piernas y sentirte incómoda y molesta a la hora de dormir.

El bebé:

En estos momentos es posible que supere los 600 gr de peso y los 20 cm. Con dificultad, se puede ver en la ecografía las pestañas, como abre los párpados y los ojos. Los ojos aun no tienen su color definitivo ya que para conseguir el color de los ojos necesita que se desarrolle tras recibir la luz solar. Podrá ver ligeros destellos cuando le dé una fuerte luz sobre el abdomen de la madre.

El pequeño cada vez se mueve más, tiene espacio y se gira, se pone boca abajo o da vueltas. Si en la ecografía se ve boca abajo, ten en cuenta que no será su posición final.

SEMANA 24 DE EMBARAZO.



El útero aun sigue creciendo y ya sobrepasa el ombligo por la parte superior unos 2 cm o incluso más. El mayor volumen estira la piel de la barriga y te produce picores que además te pueden resecar la piel por lo que es muy probable que puedan aparecer estrías, recuerda utilizar crema hidratante. Siempre que las estrías sean pequeñas, suelen desaparecer después del embarazo. Y si son muy grandes conviene consultarlo con un dermatólogo. Ten en cuenta que las estrías pueden desaparecer sin problemas cuando tienen un tono morado o rosa. En el momento se convierten a un color blanquecino, la recuperación es bastante más difícil y es posible que se deban utilizar métodos dermatológicos más agresivos.

Además, el mayor volumen y peso puede empezara a producirte dolores en la espalda y en la pelvis. 
Aumentarán las ganas de dormir debido a las hormonas y a que te es más difícil encontrar posiciones que te permitan conseguir un sueño reparador. El útero también presionará la vejiga y tendrás más ganas de ir al baño.

A partir de esta semana se suele hacer la prueba de la Glucosa, una prueba importante cuyo objetivo es detectar un tipo de diabetes gestacional y que ocurre durante el embarazo. Este tipo de diabetes puede traer problemas al recién nacido, pero siguiendo una dieta bien regulada y practicando ejercicio regularmente, se puede mantener a raya hasta que desaparezca.

El bebé:

Posiblemente ya supere los 23 cm y alcance los 550 gr. Sus sentidos están prácticamente desarrollados. Incluso es capaz de ver algún ligero destello que es filtrado. También escucha  los movimientos a los que ya empieza a familiarizarse. El otro sentido, el gusto o el olfato, se desarrolla y es capaz percibir olores y sabores a través del líquido amniótico de alimentos que haya comido la madre.



SEMANA 23.....

SEMANA 22 DEL EMBARAZO


Como ya dijimos  a partir de la semana que marca el ecuador del embarazo, empieza la parte más tranquila y relajada del embarazo. Es aconsejable hacer algún tipo de ejercicio siempre con el consentimiento del médico. Estiramientos, como los que se hacen en clases de yoga para embarazadas traen muchos beneficios: el parto será menos doloroso, recuperarás antes tu figura, te encontrarás mejor, etc... además, es posible que recuperes las ganas de mantener relaciones. Si quieres más información sobre la práctica del sexo durante el embarazo, pincha AQUÍ.

El útero sigue creciendo. Empuja el ombligo hacia afuera y los músculos abdominales. También presiona los intestinos y la vejiga  Es por ello que sientas más ganas de orinar e incluso que puedas tengas pérdidas de orina. Si quieres evitar estas pérdidas de orina, puedes ayudarte con la secuencia de ejercicios de Kegel. ENLACE

Algunas mujeres sienten un tipo de contracciones que reciben el nombre de contracciones de Braxton-Higks. No debes asustarte si las notas, son muy comunes y son un modo de preparar el útero para la hora del parto. Si estas contracciones fueran muy dolorosas o muy repetitivas

También será muy común sentirse cansada y con sueño. No acabas de descansar cuando duermas debido a la barriga abultada, a molestias en la espalda, etc. Por eso, te apetecerá dormir más. 

El bebé.

Los órganos genitales ya están formados, y en el caso de que sea un chico, los testículos se desprenden del interior del abdomen. Esto se debe a que los testículos deben permanecer un poco más frescos que la temperatura corporal para que funcionen correctamente.

Ahora ya puede estar a punto de llegar a los 20 cm y sobrepasar los 350 gr.

Esta muy desarrollado, puede mover los ojos y abrir y cerrar los párpados. Las uñas habrán crecido lo suficiente, pero no te preocupes por que pueda hacerse daño. Recuerda que su piel está protegida por una capa de grasa llamada vérmix que le habrá aparecido hace unas semanas atrás.



SEMANA 21.....
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...