Mostrando entradas con la etiqueta Problemas durante el embarazo.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Problemas durante el embarazo.. Mostrar todas las entradas

TROMBOSIS Y EMBARAZO.

Un trombo es formación de un coágulo de sangre. Si este se produce en las venas superficiales de las piernas, recibe el nombre de tromboflebitis superficial; en cambio, si el trombo se produce en las venas profundas recibe el nombre de trombosis venosa profunda TVP.

En cualquier caso, un trombo puede desprenderse de las venas de las piernas y llegar al corazón, cerebro y pulmones pudiendo llegar a producir complicaciones graves, estando embarazadas o no.

En general, siempre que se tenga la impresión de que estamos sufriendo un trombo, urgentemente debes ir al médico, sobre todo si se está gestando una nueva vida. Pero sobre todo, son las trombosis venosas internas las más peligrosas, en comparación con la tromboflebitis superficial. Por eso, conviene saber cuando estamos sufriendo una TVP. Las sensaciones son: inflamación excesiva, dolor en pierna (pantorrilla, muslo, gemelo),  enrojecimiento. Y sobre todo tener especial atención aquellas mujeres que han sufrido problemas con trombosis anteriormente o problemas circulatorios.



Durante el embarazo y durante las siguientes semanas después del parto, debemos tener especial atención a la posible aparición de una trombosis. Se ha comprobado que durante el embarazo los casos de trombosis aumentan de un 2% a un 10% de TVP. Esto se debe a varios factores como :


  • Inactividad física.
  • Cambios hormonales.
  • Aumento de peso.
  • Presión del útero.
  • Alimentación deficiente.
  • Cesárea. 

¿Existe alguna forma de evitar la trombosis durante el embarazo?

La actividad es la mejor forma de que nuestro corazón y nuestra respiración muevan la sangre de nuestro cuerpo. La mejor actividad para evitar la trombosis es realizar ejercicios en el agua. Ya que al realizar ejercicios en el agua movemos la circulación y la presión del agua sobre nuestros miembros inferiores dificulta la formación de coágulos.


Tienes que evitar permanecer en la misma posición durante varias horas seguidas. Es bueno mantener las piernas elevadas.

Prendas holgadas.

Beber abundante agua ayuda a que la sangre esté más líquida.

Evidentemente no fumar o fumar menos.

En algunos casos, el médico puede recetarle algún medicamento inocuo para usted y el bebé que ayude a evitar la formación de coágulos (heparinas). O también puede recomendar que utilice medias de compresión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...