Mostrando entradas con la etiqueta Salir de cuentas.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Salir de cuentas.. Mostrar todas las entradas

Semana 41... se sale de cuentas.


En teoría, al llegar a la semana 40, se da a luz... pero esto es en teoría. Es frecuente que, sobre todo durante el primer embarazo, la fecha del parto se retrase a la semana 41 o 42. No debes preocuparte por eso, suele suceder, además, siempre se puede recurrir al parto inducido. Veamoslo.

Se toma la decisión de inducir el parto cuando, por ejemplo, se observa que la placenta empieza a funcionar de manera menos eficaz, también cuando puede haber riesgo para el bebé o para la madre... por ejemplo problemas de salud como hipertensión, diabetes, infección, etc. Aunque existen otros motivos también menos importantes (que se suelen dar en centros hospitalarios privados) como puede ser que el médico se va de vacaciones o la madre quiere que su hijo nazca un día exacto.

Bueno, si por el motivo que sea quiere que le induzcan el parto, ¿cómo se hace? ¿tiene algún riesgo?

En principio, cuando se induce el parto es para evitar riesgos tanto en la madre como en el hijo. Y hay que tener en cuenta que el hijo está totalmente formado. Las únicas complicaciones que se pueden dar son aquellas relacionadas con la cesáreas  ya que el número de cesáreas en los partos inducidos es mayor que lo nacimientos de forma natural.

¿Cómo provocar el parto?

Pues por ejemplo, aumentando los niveles de oxitocina, la hormona del parto. Algunas formas son estimularse los pezones o practicar el acto sexual (en este ENLACE veréis las formas de provocar el parto de manera natural)

La manera de inducir el parto en la medicina normalizada pasa por inyectar "oxitocina sintética" o Prostaglandina. Otra forma es es la rotura de las membranas o RAM. Si ninguna de estas técnicas inducen el parto, se procede a la cesárea.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...