Mostrando entradas con la etiqueta Señales del parto.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Señales del parto.. Mostrar todas las entradas

SEÑALES DEL PARTO Y QUÉ LLEVAR AL HOSPITAL


Se acerca la fecha del parto y debemos saber cuales son las señales que nos van a indicar que hay que ir al hospital. En principio son dos.

1º- La primera es las contracciones, estas suelen ser más frecuentes cuando se acerca la hora del parto. Por ejemplo, si cada 5 minutos tenemos contracciones, esta es la indicación de que el parto se aproxima y que debemos trasladarnos al hospital.


2º- Si hemos roto aguas. La rotura de la bolsa de agua viene precedida por la expulsión del tapón mucoso (más sobre el tapón mucoso AQUÍ) Este puede tener restos de sangre, pero no debes preocuparte ya que no es una hemorragia interna, no existe riesgo y es normal. Después del tapón mucoso se rompe la bolsa y se desprende el líquido amniótico. Este es el líquido que protege al bebé de las infecciones externas y normalmente es una señal del parto. No obstante, se puede dar el caso de romper aguas y no dilatar ni estar preparada para el parto. No te preocupes si sucede esto, con un poco de prevención, el bebé puede seguir viviendo sin líquido amniótico.

Tenemos que ir al hospital porque se acerca la hora del parto. ¿Qué tenemos que llevar al hospital?

A partir de la semana 35, debemos tener ya preparada una canastilla para el bebé. Hay que ser prevenido y en la canastilla hay que incorporar unos 6 juegos de ropa, un par de pijamitas, pañales, colonia, biberón (si deseas no darle lactancia materna), etc...

Para ti es conveniente que lleves camisones o pijamas cómodos que te permitan abrir la parte delantera que sean especiales para de forma fácil, poder dar de mamar al bebé. Piensa que si decides darle lactancia materna, te resultará más cómodo hacerlo y te sentirás más segura delante de todas las visitas que se suelen dar en el hospital.

Otra cosa que es recomendable es llevar ropa interior (bragas) desechables , ya que los primeros días después del parto, se suelen producir sangrados por los movimientos de las contracciones del útero. Así, si se manchan, se pueden tirar a la basura y no tener que preocuparte de nada más.



¿Estás de parto o es una falsa alarma?

En muchos casos, notamos contracciones y lo primero que pensamos es - Ya esta! estoy de parto!- Pero realmente es una falsa alarma. Por eso, para saber si realmente estás de parto o no, la única señal segura son las contracciones, pero hay que saber interpretarlas.

Estás de parto   Es una falsa alarma
Las contracciones siguen un ritmo regular:  por ejemplo, aparecen cada 5 minutos.

Son cada vez más fuertes.

No desaparecen al andar o descansar.

Pueden ir acompañadas de la expulsión del tapón mucoso.

El cuello uterino se va dilatando progresivamente.
Las contracciones son irregulares: por ejemplo, aparecen cada tres minutos y luego pasan a 10.

No se intensifican con el tiempo.

Disminuyen fácilmente al cambiar de postura o actividad.

No son acompañadas de mayor secreción, mucosidad o hilos o coágulos de sangre.

No se observan cambios uterinos significativos a primera vista.
Es muy frecuente que las "falsas contracciones" que se tiene de vez en cuando pasen a las contracciones del parto. De repente serán rítmicas y cada vez más fuertes, es la señal principal del paso de unas a otras. Así que ya sabes, si notas estas señales, avisa a tu familia y acercaros al hospital... y ánimo porque todo va a salir bien.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...